Las Edades De La Vida Y La Pregunta Por El Sentido

de Ana Cruz Herradon

Sinopsis de Las Edades De La Vida Y La Pregunta Por El Sentido:

Del presente es agradable la actividad; del futuro, la esperanza; y lo más agradable el resultado de la actividad, y lo más afable. Todos tienen más cariño a lo que se consigue con trabajo. Percibir no es penoso, mas cuesta trabajo hacer el bien. Los progenitores aman a sus hijos como algo de ellos mismos, y conocen a quienes han nacido de ellos mejor que sus criaturas saben de quién proceden; se angosta más el vínculo del que ha puesto que el vínculo de quien ha recibido. Lo que procede de nosotros está más cerca de nuestra substancia, y de esta forma los progenitores desean a sus hijos desde el momento en que nacen, y estos a los progenitores solo tras cierto tiempo. Los progenitores desean a sus hijos como a sí mismos, en tanto que vienen a ser como otros . Los progenitores sienten que en el hijo hay más de lo que han puesto, que es un bien confiado a ellos, un don de la vida que no lo cambiarían por el planeta entero. Mirando frente a frente a tu hijo ¿estarías seguro de haberle dado la existencia? ¿No tendrías por esta razón un sentimiento de pudor, de inseguridad, de miedo? La vida se revive en los hijos, se comienza prácticamente a entender por vez primera la propia vida. Un hijo es como un espéculo en que los progenitores se miran, y asimismo el hijo se ve a sí mismo en los progenitores tal y como va a ser cualquier día. Mas el padre sospecha: ¿quién sabe si no ha ejercido sobre el hijo una mala repercusión? Va a llegar el instante en que el chaval va a tomar sobre sí la culpa paterna y la va a hacer suya por propia resolución. Y al hacerlo se escogerá a sí mismo. Es bello que un hijo pueda arrepentirse de la culpa del padre, quien rescate el ánima del padre a costa de su dicha terrena, transformando su vida en una expiación consciente y amante de la vida del padre, que ha hecho de su juventud un calvario. Mas hay un peligro: la singular severidad de una educación. ¿De dónde viene que los pequeños seriamente educados no lloren cuando se caen y golpean? De saber que sus progenitores, si se enteran, encima los castigan. Y ¿por qué razón? Por el hecho de que el dolor no es lo terminante, sino más bien el

Mas acerca de Las Edades De La Vida Y La Pregunta Por El Sentido

Autor: Ana Cruz Herradon
Editorial: Liber Factory
Fecha de Publicación: 2009
Lugar de Edición: Madrid, España
Idioma: Castellano
ISBN: 9788498697766